EL BCE TRATA DE CALMAR LOS ÁNIMOS DE LA BANCA CON MEDIDAS DE ALIVIO A LA BAJA RENTABILIDAD

 In Mercado energético, NOTICIAS

La desaceleración, la no inflación y el pánico de los bancos por un medio y largo plazo con tipos muy reducidos ha obligado a Mario Dragui a darle una vuelta a su estrategia.

Tras anunciar hace 15 días que la subida de tipos esperaría hasta finales de año y que se iba a proceder a la aprobación de nuevas formas de liquidez para el sistema financiero, llegan ahora estas nuevas declaraciones: tipos en niveles mínimos más allá de lo esperado y medidas para paliar los efectos negativos en los bancos.

Sin embargo, el italiano aseguró que “la baja rentabilidad de los bancos no es una consecuencia inevitable de los tipos negativos”. Su rueda de prensa, sumada a la posible bajada de tipos de la Reserva Federal del EEUU, permitió que los inversores y los mercados se calmaran.

Para leer la noticia completa puedes hacer clic aquí.