Lo que nos dejó 2017 y nuestra previsión para 2018 en el mercado de la compra de energía

Escrito por
en Noticias Tempos

Con el nuevo año recientemente inaugurado, toca hacer balance y análisis de lo más destacado en 2017 en cuanto al mercado de la compra de energía, así como las previsiones más destacadas de cara al 2018. Toma asiento y apuntes, ¡te lo vamos a contar con todo detalle!

Como ya sabes, en la compra de energía tenemos que tener en cuenta dos mercados concretos: el mercado electricidad y el mercado gas. Por eso, vamos a separarlos para ayudarte a comprender mejor cada uno de ellos de una forma independiente.

1.Mercado Electricidad

Si analizamos la evolución que el mercado electricidad siguió durante el 2017, podemos considerar que se trató del año menos competitivo desde el pasado 2010, principalmente por tres razones:

– En el pasado año, vivimos una de las sequías más fuertes conocidas desde su antecesora en 1992. Esto provocó que la hidráulica no participara prácticamente en el mix energético y cuando lo hizo, debido a su coste de oportunidad, elevó los precios del mercado al máximo.

– Por su parte, las tecnologías eólicas desempeñaron también un papel poco relevante en el mercado, estando incluso bajo mínimos. Esto se tradujo en que una tecnología fundamental para la bajada de los precios, no interviniera prácticamente en el mix energético, en la mayoría de ocasiones.

– Finalmente, hay que sumar un problema exterior y que afectó directamente a nuestro país: los problemas vividos por Francia y sus reactores nucleares. El motivo es una mayor exportación de electricidad desde España a Francia y un ajuste de los precios al alza al ser más cara la electricidad en Francia que en nuestro país.

Pese a todo ello, 2018 se prevé un año más competitivo en cuanto al mercado electricidad, aunque puede que no se aproxime a los precios bajos de 2016, uno de los mejores años que podemos recordar. Esto se deberá a que la lluvia comienza a hacer acto de presencia en nuestro país, la eólica española se anima a participar y Francia ha comenzado a paliar algunos de sus problemas nucleares.

2.Mercado gas

Al analizar el mercado gas y la trayectoria seguida en 2017, nos tenemos que fijar en dos factores: el precio del Brent y el tipo de cambio.Veamos ahora qué sucedió en estos dos aspectos:

Petróleo Brent. En 2017, el precio del Brent cotizó al máximo debido a varios condicionantes. Por un lado, la fuerte política de reducción en la producción de petróleo dirigida por la OPEP. Por otro, la inestabilidad en la zonas árabes, siendo el ejemplo más reciente el de Irán. Los fenómenos meteorológicos: huracanes Harvey e Irma. Finalmente, los fallos técnicos también influyeron en este sentido, especialmente la rotura del gasoducto británico Forties.

Tipo de cambio. El euro estuvo por encima del dólar en el pasado año, debido a la gran fuerza que en estos momentos está ejerciendo Europa a nivel internacional y a la desconfianza por el anuncio de la reforma fiscal llevado a cabo por el gobierno de Donald Trump. Así, el tipo de cambio acabó ubicándose en cotas cercanas a los 1,20 €/$.

Ya de cara a este 2018, esperamos que el Brent se sitúe por debajo dea 60$/bbl. Esta bajada se deberá a la latente disputa entre la OPEP y EEUU en su guerra por la producción de petróleo. La OPEP con su intento de reducción de producción y EEUU con el aumento del “fracking”, jugarán papeles fundamentales en el mercado de gas que previsiblemente provocará la caída en los precios del Brent. En cuanto al tipo de cambio, fluctuará en función de la mayor o menor desconfianza generada por la reforma de Trump pero según las predicciones de nuestros expertos, podría situarse entre 1.10 €/$ y 1.20€/$.

Esperamos que nuestro post te haya servido como resumen sobre los principales hitos sucedidos en el mercado de la compra de energía en el pasado año y que te ayude en tus decisiones para este nuevo 2018 que comienza. Y si te ha interesado, ¡compártelo!

DANOS TU OPINIÓN