Las desventajas de la excepción ibérica

consultoría energética

Cualquier consultoría energética te dirá que “excepción ibérica” está haciendo que las pequeñas empresas que se consideran intensivas en el uso o consumo de la electricidad, se pongan contra las cuerdas. Nos referimos, por ejemplo, a pizzerías, pescaderías o carnicerías, ya que el incremento en los recibos de luz por el pago de la compensación los está afectando especialmente. Ya que las empresas pequeñas de alto consumo energética se encuentran con potencias que están por debajo de los 10kW.

Así que sí quieres saber más de esto, a continuación, te lo describimos ¡presta atención!

Las desventajas de la excepción ibérica

No poder subir los precios

La situación de la excepción ibérica es grave para estas pequeñas empresas o negocios, porque su consumo es intenso, pero no pueden recurrir al aumento de los precios para compensar los costos de la electricidad. Esto se debe a que su competencia cuenta con grandes superficies comerciales y de subir el precio, su clientela que también ha sido golpeada por las facturas de electricidad, se iría a estos establecimientos más grandes y baratos.

De hecho, el CEPYME considera que le impacto es excesivo en las empresas de tamaño pequeño, concretamente para aquellas que están por debajo de los 10 kW, ya que duplica sus facturas de electricidad.

El ajuste sólo se hace a los consumidores

Esto se debe a que la excepción ibérica se centra en dejar a un 40% del mercado exenta, lo que significa que el otro 60% de los consumidores que no se incluyen dentro de la norma tendrán un sobrecosto en las facturas de luz que puede llegar a ser del 100% de su gasto total de luz. Por tanto, la Confederación de PYMES ha dejado en claro que esta forma de distribuir el pago va a afectar la competencia empresarial, sacando del mercado a las empresas pequeñas que deban soportar facturas más altas.

La Asociación de Autónomos ATA sostiene la misma queja, ya que la compra de energía y la distribución de su pago de esta forma, aseguran, va a triplicar los precios de la factura de quienes no se incluyen en la excepción.

La respuesta del gobierno no es esperanzadora

Como las quejas ya han llegado al Ministerio de Transición Ecológica, pues estas empresas pequeñas han indicado que su continuidad podría finalizar en el mercado porque, de mantenerse esta situación de manera prolongada, no podrán pagar dichas facturas y deberán cerrar sus puertas. La respuesta del gobierno ha venido de la mano de la vicepresidenta, que también es ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, la cuál en el Congreso de los Diputados indicó que la medida ya ha dado frutos beneficiosos, hablando de cifras de ahorro de hasta 2.6 millones de euros y se encargó de recordar que el Ejecutivo ha reducido a más del 80% la carga fiscal del recibo de la luz y que los españoles pagan muchísimo menos que otros ciudadanos europeos.

De hecho, menciona que pagan un 25% menos que en Alemania, 40% menos que los ciudadanos italianos y 35% menos que los franceses. Esto sólo ha hecho que las PYMES no se sientan protegidas desde ningún ángulo. ¿Y tú? ¿opinas que esta medida es la correcta? Déjanos tu opinión en la caja de comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *