Las exigencias de la industria por la crisis energética

consultoría energética

Si algo ha quedado claro en los últimos meses es que contar con una consultoría energética es muy necesario, ya que la industria exige un decálogo al gobierno y no piensa ceder a ello. ¿El motivo? La crisis energética a la que lleva sometida no sólo España, sino toda Europa y que amenaza con salirse de control antes de que cualquiera pueda darse cuenta. Peor aún: una paralización de los sectores energético puede detener el comercio y afectar la economía de forma catastrófica.

Esto hace que las exigencias de la industria sean más relevantes ahora que nunca antes. Más ahora, que tras el recorte de suministros hecho por Rusia la cotización aumentó un 30% en una sola jornada. Pero ¿cuáles son estas exigencias? A continuación, te contamos las más relevantes.

Las exigencias de la industria por la crisis energética

Cogeneración

La primera exigencia, en la que ya ha cedido de hecho la Unión Europea, es que la Península Ibérica se considere una isla energética para que así se puedan topar una fracción de los precios del gas, como es el caso de Portugal. Sin embargo, hay que tener presente frente a esta exigencia que 2 de cada 3 plantas de cogeneración en España han parado, lo que representa el 7% del total de la producción eléctrica nacional.

Una exención del mecanismo de ajuste

Otra exigencia es una exención del mecanismo de ajuste. Esto significa, en grandes rasgos, que la exención sea al mecanismo de ajuste para los contratos de suministro de energía. Concretamente, aquellos contractos que se establecieron el 26 de abril; otro punto, es que se exigen ayudas temporales por montos que oscilan entre los dos y los cincuenta millones por cada industria. Esto con un solo fin: minimizar los efectos de la guerra en Ucrania. De hecho, Alemania ya ha adoptado esta medida.

Las subastas de interrumpibilidad

De acuerdo al asesoramiento energético, la petición que realiza la industria es la extensión de la interrumpibilidad voluntaria del gas. Esto se debe a que las empresas actualmente acuden a las subastas de electricidad y obtienen un volumen de compensaciones. Pero en el caso de la siderurgia, es algo mucho más complicado de lograr, porque sí se para esa industria y luego se quiere poner en marcha las instalaciones de una fábrica, resultará mucho más costoso que cualquier otro proceso. Por tanto, denota más pérdidas, ya que se suele perder parte de la producción y hay que achatarrarla.

Renovación de las flotas

Otra exigencia que se hace al gobierno español es que diseñe un plan de renovación de flotas. Es decir, que dé facilidades para el mantenimiento, acondicionamiento y adquisición corporativa de vehículos. Ya que a través de él se pueden sustituir las unidades que circulan con combustibles fósiles por aquellas que emplean baterías y biocombustibles. Algo que desde la vista de cualquier consultor energético ayudaría a minimizar la huella de carbono.

Garantías del suministro del gas

Este es el último punto y uno de los más polémicos. La exigencia aquí es que se obligue a las industrias a garantizar la entrega del gas. Pero ¿por qué? te explicamos: los buques que transportar el GNL o gas natural licuado pueden cambiar la ruta de navegación y de cliente sí consiguen una oferta de precio mucho más alta, incluso sí la carga ya fue contratada con anterioridad.

Y tú ¿qué opinas de esto? ¿Crees que los reclamos de la industria son justos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *